Llegó la hora de regresar a clases con nuevos retos y compromisos

Es el momento de dejar a un lado el ocio y comenzar la rutina diaria de madrugar y cumplir horarios de estudio, lectura, tareas y tiempo de descanso.

Por Angélica Cano

Al culminar las vacaciones no solo se acaba el tiempo de ocio y entretenimiento, también empieza la responsabilidad de comprar útiles escolares, cumplir horarios, la rutina diaria de madrugar, preparar la maleta, las tareas y retomar nuevas clases.Comienza un nuevo año escolar, enmarcado en la expectativa de nuevos retos, nuevos compañeros, docentes y mayores compromisos.

Sin duda, volver a las actividades, después de una larga temporada de descanso se torna complejo, pero, según los expertos, la experiencia de incorporarse al aula puede ser agradable y positiva si se cuenta con la ayuda de la familia.Kristi Horne Castro, vicerrectora del Colegio Cristiano El Salvador, aseguró que la mejor manera de apoyar a los hijos, desde el principio de año escolar, es ayudándolos a establecer una rutina diaria, implantar horarios de estudio, lectura, tareas y tiempo para un descanso.

La también directora de Bilingüismo de esta institución educativa destacó la importancia de que los padres de familia modelen una rutina y disciplina diaria, que no le hagan todo a sus hijos, sino que creen en ellos un sentido de responsabilidad.

“Debemos ayudar a nuestros hijos a ser responsables, que alisten su maletín, lonchera, que informen de una nota del colegio o de los materiales que necesiten para un proyecto”, agregó.

La psicóloga clínica Gracia Pusey Bowie reiteró la necesidad de enseñarle a los hijos a ser responsables, frente a sus deberes y obligaciones, haciéndoles partícipes de las compras de los útiles escolares, para que ellos mismos elijan sus materiales, de acuerdo al presupuesto.

Pusey recalcó que la preparación del uniforme, de los útiles escolares, del estudio y tareas para el día siguiente, es una responsabilidad del joven o adolescente, no de los padres.

“Cuando los adolescentes se sienten partícipes de las cosas, sienten que se están teniendo en cuenta, por lo que mejoran su actitud frente al proceso escolar”, añadió.

En el caso de los niños pequeños, explicó que, aunque es una responsabilidad de los padres, de igual forma se les debe guiar y orientar, para que vayan asumiendo el compromiso de la preparación de sus útiles y las tareas respectivas cuando inicien el proceso educativo como tal.

Previa preparación
Para Gracia Pusey, luego de una temporada larga de vacaciones, adaptarse a hábitos y rutinas genera al inicio una serie de dificultades, por eso es muy importante desde semanas anteriores ir preparando al niño, joven o adolescente para ese nuevo inicio escolar.

“Es importante retomar horarios y rutinas asociadas (levantarse temprano, desayunar a tiempo, tener listos los útiles escolares o alistar el uniforme), por lo que es necesario acostarse más temprano, para que no haya generadores de estrés”, aclaró.

La experta en orientación psicológica sostiene que, con los niños más pequeños, que comienzan a asistir a jardines infantiles, es indispensable conversar previamente con ellos, teniendo en cuenta que tienen la expectativa de un lugar extraño, donde van a encontrar a otros niños y adultos que no conocen, además de una serie de horarios y rutinas diferentes.

“Para ellos es llegar a un mundo nuevo y muchas veces los niños, por su edad, no saben cómo manejar la situación, por eso es importante que los padres les expliquen el significado de lo que es ir a un colegio”, agregó.

Comunicación Docente/Padre de Familia
Horne Castro además resaltó que una buena comunicación con el maestro o coordinador de grupo facilita entender que somos un equipo y que el trabajo colegio/familia juntos permite el éxito de los hijos.

“Debo entender que mi trabajo como padre de familia es apoyar al director de grupo y maestros porque así apoyo a mis hijos. La comunicación constante padres/docentes permite conocer el progreso del estudiante, además de saber qué necesita, cómo va, qué falencias tiene, qué debilidades debe fortalecer, como lo apoyo y garantizo su éxito”, detalló.

Diversión en el aprendizaje
La vicerrectora del Colegio Cristiano El Salvador Kristi Horne afirmó que se le debe enseñar a los estudiantes que aprender es divertido.

Especificó que cuando se implementan canciones, videos, poemas y juegos divertidos (para recordar lo que están aprendiendo), se obtienen mejores resultados y los niños participan en su propia educación.

“Cuando se tiene la atención de los niños, ellos van a aprender más, a recordar más, están activos en su proceso de aprender y no olvidarán que hay diversión en el aula de clases”, dijo la docente nativa de inglés.

Exámenes en general
En el período de vacaciones los padres deben estar al tanto de la salud de los hijos, para hacerles la revisión general anual (exámenes visuales, auditivos, etc.) para que no decaiga su rendimiento académico.

Según la profesional en psicología, para el aprendizaje se requiere que la salud del niño sea óptima. “Si la salud física del niño está bien, también estará bien su salud a nivel mental y emocional”, concluyó Pusey.

Anuncios

Adiós a la rutina, a disfrutar el receso escolar

Screenshot_20180928-063642~01Docentes expertos certifican que la práctica de actividades artísticas, lectura e idiomas, produce bienestar y felicidad en los niños y jóvenes estudiantes.

Por Angélica Cano

Cuando llegan las tan anheladas vacaciones para los estudiantes, a lo primero que se le dice adiós es a la rutina. Aunque solo es una semana, es bien aprovechada por muchos niños y jóvenes que le dicen adiós a las madrugadas, al estudio, a la lectura, y bienvenidos más tiempo en la televisión, en los juegos, en la tecnología, las fiestas, paseos, viajes y la diversión.

La mayoría de padres consideran que las vacaciones son el momento ideal para descansar y compartir en familia, y aseguran que no están de acuerdo con los deberes académicos durante este tiempo.

Sin embargo, otros afirman que, aparte del tiempo de descanso y recreación, es importante que se mantenga un hábito de estudio por ser un paso imprescindible para desarrollar la capacidad de aprendizaje del niño y garantizar el éxito en sus deberes escolares.

Docentes expertos certifican que la práctica de actividades artísticas como la danza, música, pintura, deporte, lectura e idiomas son primordiales y se pueden desarrollar en vacaciones, porque producen bienestar y felicidad, todo con el apoyo y la guía de los padres para que el niño pueda desarrollar un patrón diario sin dejar de lado la motivación que los lleve a resultados positivos.

DANZA
Edith Patricia Peñalver, docente de danza de la Fundación Colegio Cristiano El Salvador, explica que la danza y las representaciones artísticas influyen positivamente en niños y adolescentes, porque requieren de una gran concentración para su desarrollo.

“La danza permite compartir con compañeros, pero también ayuda a fortalecer los músculos, la flexibilidad y la coordinación de los movimientos, ayuda en la autovaloración y en el autoestima, por ser una forma divertida de ejercitar el cuerpo”, añade.

Peñalver manifiesta que la danza es una herramienta eficaz para el desarrollo motriz, de procesos mentales, porque ayuda a la creatividad; para el desarrollo afectivo y en su ámbito social, de relación con otros niños y para el desarrollo espiritual, porque se adora y alaba a Dios físicamente.
La docente destaca la importancia de la práctica de la danza, porque despierta un espíritu competitivo sano cuando está bien direccionado.

“La danza crea en el menor una expectativa de hacer y ser mejor que lo ayuda a adquirir responsabilidad, creatividad, trabajo en equipo y cumplimiento, además de excelencia ante una coreografía o una obra de teatro”, especifica la profesora.

MÚSICA

Karina Mendoza, docente de música, considera que la música tiene un gran poder, brinda una grata experiencia de aprendizaje, estimula la imaginación y la creatividad en los niños.

“A los padres se les recomiendan ponerles música de Mozart a sus bebés, para desarrollar su cerebro. Numerosos estudios confirman que la música tiene un efecto positivo en el desarrollo cognitivo y emocional de los niños, incluso desde antes de su nacimiento”, explica.

Según Mendoza, la música está siendo introducida en los colegios cada vez más desde edades más tempranas, ya que está comprobado que tiene una estrecha relación con el desarrollo cognitivo, de las destrezas psicomotrices, emocionales y sociales de los niños.

La docente resalta la importancia de que los estudiantes tomen clases de música, durante vacaciones, para que aprovechen entre algunos beneficios, aumentar sus habilidades cognitivas, que posteriormente esto conduce a un mejor rendimiento académico.

“Aprender a tocar un instrumento musical en la niñez estimula el desarrollo cognitivo y conduce a la mejora de las habilidades en una variedad de áreas extra-musicales, como las verbales y espaciales, el pensamiento lógico-matemático y el rendimiento del coeficiente intelectual, según estudios de la Sociedad Internacional para la Educación Musical”, concluye.

LECTURA E IDIOMAS
Teniendo en cuenta que, practicar la lectura y dominar otro idioma tiene un sin número de beneficios, expertos destacan la importancia de aprovechar el tiempo libre leyendo y en el aprendizaje de una nueva lengua.

Doana Silvera Bossio, docente de inglés, asegura que no está de acuerdo con que los estudiantes realicen deberes académicos durante el período de las vacaciones, porque considera que es el tiempo del descanso. “Es el tiempo del libre esparcimiento y del aprendizaje libre”, agrega.

La educadora precisa que aprender otro idioma, además de romper las barreras culturales, abre las puertas a un futuro profesional exitoso.

Como bilingüista, Doana Silvera añade que “practicar la lectura estimula la concentración y al igual que estudiar otro idioma, ayuda en el desarrollo intelectual de los niños”.

REFUERZO EN CASA
Sindy Correa Hamburger, licenciada en pedagogía infantil, precisa que, durante las vacaciones no se debe obviar que también el estudio es un deber, por lo que el refuerzo en casa sobre lo aprendido, por un tiempo limitado, ayuda a que no se vea afectado el aprendizaje, que es un proceso consecutivo.

“Según lo estipula la ley, el período vacacional es un derecho que tienen todos los niños para la recreación, pero para que los niños con o sin dificultades cognitivas puedan alcanzar con excelencia sus logros, deben realizar un mayor esfuerzo”, destacó la docente de lenguaje y lectores competentes de primaria.

Responder todas las preguntas asegura una Prueba Saber exitosa

Por Angélica Cano

En el área de Ciencias Sociales, dentro de las competencias que distingue el Ministerio de Educación, a lo largo del proceso educativo, prevalecen las genéricas y no genéricas.

Teniendo en cuenta las competencias que se evaluarán en la Prueba Saber 11, desde el área de Ciencias Sociales, los estudiantes se preparan desde el pensamiento social, interpretación, análisis de perspectivas y pensamiento reflexivo sistémico.

Iván Flórez, docente del área de Ciencias Sociales de la Fundación Colegio Cristiano El Salvador (FCCES), asegura que los alumnos se preparan con ese enfoque para que, al momento de presentar la prueba, respondan con objetividad a lo que específicamente se les está evaluando.

“Esta prueba les proporciona a los estudiantes el nivel de sus competencias. Es un recuento de todo lo visto durante la secundaria, podemos decir que es un repaso general sobre los principales contenidos enseñados desde sexto grado hasta once”, explica.

Sobre los conceptos que concretamente prevalecen en la Prueba, Flórez destaca las competencias “genéricas y no genéricas”, entre las que distingue el Ministerio de Educación (MEN) a lo largo del proceso educativo.

“Las genéricas son aquellas indispensables para el desempeño social de cada ciudadano, sin tener en cuenta su profesión. Las no genéricas son propias de cada disciplina en particular, las cuales son necesarias para desarrollar un oficio particular”, especifica el profesor de Ciencias Sociales.

Para que la prueba sea exitosa, Iván Flórez reitera la importancia de que el alumno, además de no dejar respuestas en blanco, haga un buen análisis de lectura y aprenda a manejar y controlar el tiempo, el estrés y la ansiedad.

“Es importante que el estudiante responda todas las preguntas, hay casos en los que algunos por la ansiedad de ver el reloj avanzar, deciden dejar preguntas sin responder, lo que se convierte en un factor totalmente negativo a la hora de la evaluación”, agrega.
COMPONENTES ESPECÍFICOS
El docente de la FCCES confirma que en el área de Ciencias Sociales los estudiantes se encontrarán con 46 preguntas de selección múltiple, con única respuesta, además de las competencias ciudadanas.

“El estudiante se enfrentará con diferentes situaciones de carácter social y para responder acertadamente deberá usar los conceptos sociales aprendidos durante el bachillerato”, dice.

Flórez manifiesta que la prueba en esta asignatura está estructurada en tres componentes específicos: pensamiento social, interpretación y análisis de perspectivas y pensamiento reflexivo y sistémico.

Explica que el pensamiento social hace referencia a los eventos históricos y sociales. Destaca como ejemplos la violencia, el conflicto armado, guerrillas y procesos políticos en el mundo, entre otros.

Sobre la interpretación y análisis de perspectivas, dice que este componente mide en los estudiantes la capacidad para evaluar la credibilidad de una fuente y analizar sus argumentos.

Y en cuanto al pensamiento reflexivo y sistémico, afirma que “este componente evalúa la capacidad de los estudiantes de comprender la realidad social”.

Finalmente, el profesor Iván Flórez considera que la Prueba Saber en esta asignatura responde a los estándares establecidos por el MEN. “A los estudiantes no se les evalúa algo que no esté contemplado dentro de los lineamientos curriculares que ofrece el Ministerio de Educación Nacional”, concluye.

Un buen puntaje en la Prueba Saber es el trampolín para estudiar fuera del país

Por Angélica Cano

Sacar un buen puntaje en la asignatura de inglés de la Prueba Saber 11, más que destacar del estudiante su alto nivel en una segunda lengua, le abre puertas para estudiar fuera del país.

Kristi Horne Castro, directora de Bilingüismo de la Fundación Colegio Cristiano El Salvador (FCCES) asegura que, además de obtener beneficios como becas, el estudiante no tendrá la necesidad de pagar por clases adicionales básicas de inglés cuando comience a estudiar en la universidad.

“Un puntaje alto garantiza que saliste de secundaria con un buen nivel de inglés y que puedes trabajar y usarlo”, explica.

La también vicerrectora de la institución educativa confirma que en la FCCES se prepara al estudiante en el área de inglés, para que desarrollen, durante sus clases, varias técnicas y herramientas con una maestra nativa.

“Se les facilita una presentación del formato Saber para que desarrollen varias actividades que les ayuden a fortalecer el vocabulario de los estudiantes, juegos y dinámicas, utilizando preguntas y estilos de preguntas comparables a los del examen de Saber”, agrega.

Horne Castro explica la importancia de practicar conversaciones cortas e incompletas, con la intención de construir comprensión del contenido, con ejemplos y discusiones de avisos y textos de diferentes niveles, entre otras prácticas.

Como docente nativa de inglés, además de enfatizar en un mejor manejo lingüístico, precisa que la FCCES motiva a los estudiantes para que aprovechen al máximo cada espacio que la institución provee para el aprendizaje del idioma.

“Deben buscar oportunidades en su tiempo libre para reforzar los conceptos aprendidos. Les hacemos entender que el aprendizaje de una segunda lengua requiere dedicación, tiempo y práctica constante”, específica.

UN TOTAL DE 45 PREGUNTAS
Sobre la organización y número de preguntas en la Prueba Saber, la directora de bilingüismo de la FCCES ratifica que en total los estudiantes estarán enfrentando 45 preguntas.

La docente de inglés añade que “las preguntas estarán distribuidas en siete partes: Interpretación, conocimiento de léxico, conversaciones cortas, textos incompletos, comprensión de textos desde el nivel inferencial y desde lo gramatical y lexical”.

En cuanto a la preparación de los estudiantes, la directiva resalta que antes de la Prueba los estudiantes pueden practicar con la lectura de textos en inglés, completando simulacros que pueden encontrar gratis en el internet y aprendiendo vocabulario nuevo. “Durante el examen, los estudiantes deben tomar su tiempo y leer cuidadosamente cada pregunta. Deben eliminar enseguida las respuestas que saben no son correctas e ir con su primer instinto, evitando cambiar sus respuestas. Muchas veces su primer inclinación es correcta”, concluye.

LECTURA, INTERPRETACIÓN Y SECUENCIA
Jeimy Barrios Martínez, docente de la FCCES, considera que una correcta respuesta en la Prueba Saber, depende mucho de la lectura, de la buena interpretación que tenga el estudiante y de la secuencia de las mismas.

Asegura que la clave es aprender a leer, comprender y ser críticos frente a lo que leen, porque eso les ayuda a obtener una buena respuesta.

“Muchas veces, la misma pregunta le da la respuesta, y el estudiante no se percata la primera vez que la lee. Cada pregunta tiene una secuencia para la respuesta, depende de una gráfica o de un porcentaje”, agrega.

La educadora manifiesta que hoy día las Pruebas Saber son muy enfocadas en cómo y para qué se puede utilizar determinada situación o conocimiento aprendido en el medio en el que vivimos, además de que se complementa con ejemplos aplicados en la sociedad actual.

“En las Pruebas Saber actualmente al estudiante le toca analizar lo que comprende para poder implementarlo en su medio”, considera.
Barrios dice que la Prueba Saber aunque quiere medir la capacidad del ser humano, “no lo puede hacer”, porque debe estar en una condición extrema y con esta evaluación tiene una limitación.

“Cada estudiante puede ir más allá de lo que se le pide, pero por someterse a una Prueba se convierte en menos de lo que puede dar. Tal vez se puede medir conocimiento al instante, pero en su totalidad no se puede”, finaliza la maestra.

 

“Hay un gran énfasis en conceptos de vocabulario y comprensión de textos”.
Kristi Horne Castro
Dir. de bilingüismo FCCES

“La Prueba Saber es el trampolín para alcanzar sus metas y la oportunidad para abrir puertas profesionales”.
Jeimy Barrios Martínez
Docente

Más que memorizar, la Prueba mide razonar lo aprendido

La Prueba Saber 11 en Ciencias Naturales enfoca, en su mayoría, todos los conocimientos aprendidos desde la primaria.

Por Angélica Cano

anyi.cano@gmail.com

 

Teniendo en cuenta que el aprendizaje en la asignatura de ciencias naturales forma a personas capaces de reconstruir el conocimiento actual, aprendiendo a pensar con rigurosidad, tomar decisiones, resolver problemas, y a valorar su efecto en la sociedad; su aplicación en las Pruebas Saber 11 más que memorizar definiciones y repetir fórmulas, se mide en la capacidad que tiene el estudiante de razonar lo que estudió y aprendió en su vida escolar.

Así lo asegura Jeimy Barrios Martínez, docente de Biología de la Fundación Colegio Cristiano el Salvador (FCCES) al considerar que esta prueba está conformada por preguntas de múltiple opción, donde solo una es correcta y también presenta preguntas abiertas, que medirán la seguridad y bases del estudiante.

“Cuando el estudiante tiene bases claras y todo bien cimentado, le va a ir bien”, agrega.

Sobre las generalidades de la prueba, la docente afirma que están basadas en lo que se enseña desde primaria, por la mayoría de temas y ejemplos que registran.

“Lo básico es lo enseñado en primaria, porque en el bachillerato se refuerzan y profundizan los conocimientos ya enseñados. El tema más común es el de las células, sus partes, su importancia y su aplicación de lo aprendido en la vida diaria, que le permite al alumno razonar”, especifica.
Según Barrios, las dificultades radican en desarrollar las competencias que mide la prueba. Para la profesora de la FCCES, el estudiante debe comprender claramente cada uno de los conocimientos adquiridos desde primaria y de qué manera puede llegar a beneficiarlo o afectarlo en su vida.

A diferencia de los grados 10 y 11, explica que se enfocan en la asignatura de química, con ejemplos que también se basan en la vida cotidiana.

“Los docentes no solo debemos enseñarle a los chicos lo básico y primordial, sino que también cómo pueden verlo aplicado o cómo lo experimentan en el diario vivir”, añade.

Por lo anterior, Jeimy Barrios destaca la importancia de un PreIcfes, como el mejor aliado para recordar todo lo visto en su vida escolar, relacionada con las Ciencias Naturales, Biología y Química.

NO ES PROHIBIR LA TECNOLOGÍA, ES CONTROLAR SU USO

Por Angélica Cano
anyi.cano@gmail.com
El exceso puede causar adicción, y por ende insomnio y producir descontrol a través del sistema nervioso.
Cada día representa mayor importancia que los padres de familia ejerzan un necesario control sobre los niños y adolescentes mientras hacen uso de cualquier herramienta tecnológica con conexión a internet.
Así lo asegura Orietta Bueno Maldonado, docente de Ética y Valores de la Fundación Colegio Cristiano El Salvador (FCCES), al considerar que más que una cuestión de prohibición o bloqueo, se trata de educar en el manejo controlado.
“Con un control parental se trata de guardar a los niños para que no entren a contenidos nocivos y para que no tengan contacto con gente maliciosa”, agrega.
Según Bueno, la idea es que tanto chicos como adolescentes aprovechen el tiempo con juegos que ayudan a la plasticidad cerebral y a que adquieran nuevas habilidades, pero sin excesos.
EVITE LA ADICCIÓN
La también Ingeniera de Sistemas destaca que el uso de cualquier aparato tecnológico dede medirse por varias rutinas cortas al día, de media y una hora máximo, para que el niño o adolescente tenga espacios de pausa en los que no se le manifieste una intención de adicción.
“Si no se le programan pausas al menor, puede llevarlo a adquirir una adicción”, añade la experta en informática.
Debido a que Internet no tiene una regulación fuerte, a nivel de seguridad; “mientras que los hijos navegan, la seguridad se garantiza en el control que tenga el padre sobre el contenido que ven sus pequeños”.
Aunque, hoy día (era digital) los niños están capacitados para el uso de cualquier aparato tecnológico, según la docente de la Fcces “no están capacitados para la responsabilidad que implica el manejo de los mismos”.
Orietta Bueno Maldonado reitera que los padres no deben dejar solos a sus hijos, mientras navegan en internet o revisan las redes sociales (facebook e Instagram, etc.)
“Es adictivo y se puede convertir en un problema tan grande como dejar de dormir y producir descontrol a través del sistema nervioso”, concluye.
SUPERVISIÓN DE UN ADULTO
Gracia Pusey Bowie, psicologa clínica, reafirma la importancia de establecer horarios para el uso de cualquier herramienta tecnológica, a fin de evitar que los niños se acostumbren a estar todo el tiempo con dispositivos electrónicos.
Pusey destaca como indispensable la supervisión de un adulto, teniendo en cuenta que algunos padres no permanecen en casa, con sus hijos, todo el tiempo.
“Muchos niños esperan que el papá o la mamá se vayan a trabajar o salgan de la casa, para inmediatamente utilizar el celular, tablet o PC”, reitera.
No obstante, la experta en orientación psicológica recuerda que la idea es que un joven no use estos aparatos por más de tres horas al día, con el propósito de que busque entretenerse o divertirse con otro tipo de actividades.
Explica que “hay que tener en cuenta la edad cronológica”, para manejar el tiempo que se dedique a cualquiera de los aparatos”, y lo califica como “es una actividad pasiva que involucra un área del desarrollo visual y cognitiva”.
Por lo anterior, Gracia Pusey resalta que durante el tiempo libre o de descanso es importante que los menores socialicen con otros niños, realicen una actividad física, recreacional o deportiva, que los mantenga fuera del contexto del hogar. Pero tambien aclara que se les debe establecer una rutina diaria de compromisos o tareas en casa.
Sobre los juegos en línea, reitera que no controlarlos pueden influir negativamente, generando adicción.
“La adicción a la tecnología es como cualquier otra adicción, que genera cambios en el comportamiento o situaciones de ansiedad, asociadas a la ausencia del aparato electrónico”, especifica.
En conclusión, la psicóloga clínica recomienda que además de contar con la supervisión de un adulto que controle el tiempo y contenido que el menor emplea con un dispositivo electrónico, es necesario que los padres programen actividades fuera del ambiente de la casa.

Vacaciones, tiempo de descanso, recreación, pero sin dejar de repasar

Por: Angélica Cano

anyi.cano@gmail.com

No existe un mejor momento para descansar y divertirse que durante las vacaciones, pero si se quieren recordar muchas cosas, después de este período, es importante repasar parte de lo aprendido en la etapa escolar.

Sindy Correa Hamburger, licenciada en pedagogía infantil, precisa que, según lo estipula la ley, el período vacacional es un derecho que tienen todos los niños para la recreación.

No obstante, afirma que no se debe obviar que también el estudio es un deber, por lo que el refuerzo en casa, durante las vacaciones, por un tiempo limitado sobre lo aprendido, ayuda a que no se vea afectado el aprendizaje, que es un proceso consecutivo.

La docente de lenguaje y lectores competentes de primaria resalta que para que los niños con dificultades cognitivas puedan alcanzar con excelencia sus logros, deben realizar un mayor esfuerzo.

“El hecho de que un estudiante no tenga dificultad cognitiva no significa que no necesita de un acompañamiento para desarrollar algunas habilidades que en dicho momento pueden afectar su proceso de aprendizaje”, finaliza Sindy Correa.

FORTALECER CONOCIMIENTOS
Jean Carlos Vargas Pacheco, jefe del área de lenguaje de la Fundación Colegio Cristiano El Salvador (FCCES) confirma que una de las razones más importantes de repasar en las vacaciones es que el estudiante pueda hacer uso responsable del tiempo libre, tanto para divertirse como para fortalecer las asignaturas o áreas de conocimiento en las que presente dificultades.

El docente recomienda revisar los cuadernos desde el inicio de las vacaciones, para dejar todo listo al momento de iniciar un III periodo o ciclo con el pie derecho y no dejar las tareas para el último momento.

“Las vacaciones se convierten en un tiempo en el que se pueden desarrollar las habilidades y competencias donde se tiene fortaleza; las vacaciones son, sin duda alguna, el momento exacto “sin estrés”, en el que se puede aprender un idioma, dedicarse a la lectura de un libro de preferencia, o un tema de interés”, agrega.

El licenciado en Español y Literatura enfatiza que el apoyo de los padres de familia siempre será indispensable en la formación de los estudiantes. “El animarlos a realizar un curso vacacional en competencias básicas de matemáticas, lectura crítica, inglés u otra lengua extranjera sería una de las mejores recomendaciones que como docente daría”, añade.

Vargas sugiere además la práctica de algún deporte, durante las vacaciones, que genera beneficios a la salud mental del educando.

TIEMPO PARA LA LECTURA Y OTRO IDIOMA
Doana Silvera Bossio, docente de inglés, asegura que no está de acuerdo con que los estudiantes realicen deberes académicos durante el período de las vacaciones, porque considera que es el tiempo del descanso.

“Es el tiempo del libre esparcimiento y del aprendizaje libre”, agrega.

Sin embargo, la experta en el dominio de la lengua inglesa afirma que es importante que se mantenga un hábito de estudio por ser un paso imprescindible para desarrollar la capacidad de aprendizaje del niño y para garantizar el éxito en los deberes escolares.

Silvera destaca el acompañamiento de los padres para lograrlo. “Sin el apoyo y la guía de los padres no se puede lograr, ya que son ellos los que marcan los pasos para que el niño pueda desarrollar un patrón diario sin dejar de lado la motivación que los lleve a un resultado positivo”, dice la profesora de secundaria.

Como bilingüista, Doana Silvera resalta un sin número de beneficios para los estudiantes que aprovechan el tiempo libre en la lectura y el aprendizaje de otro idioma.

Añade que “practicar la lectura retarda los síntomas de la demencia, estimula la concentración y los expertos consideran que, al igual que estudiar otro idioma, ayuda en el desarrollo intelectual de los niños”.

Enfatiza que el aprendizaje de otro idioma rompe las barreras culturales. “Hablar un segundo idioma permite entender otras costumbres y vivencias de otros países y abre las puertas a un futuro profesional exitoso”, concluye Silvera.

“La noticia es la descripción de una verdad”